PABLO PICASSO Y SUS MUJERES, FERNANDE OLIVIER

7:38 Alisa Gromova 25 Comments

fernande olivier picasso


Pablo Picasso (1881-1973) es un pintor que suscita mucha curiosidad en mí. Al compás del crecimiento de mi interés por su obra y por su biografía crecía mi duda acerca de la autenticidad de su arte. Trás muchas indagaciones llegué a la conclusión de que Picasso no era un verdadero espíritu bohemio y carecía del fuego sagrado, sino que era un hábil comerciante



En uno de mis últimos viajes a París, cuidad de mis sueños, dediqué los días a pasear por Monmartre y a acurrucarme en sus acojedoras cafeterías para absorver la energía sin límites que me transmitía la proximidad al foco del arte y energía que impregnó estos lugares en las primeras décadas del siglo XX.
Aunque nos separe un siglo, puedo percibir esa melancolía bohemia, fundamentada no sólo en el espíritu del lugar sin en libros biográficos de los grandes artistas, que suelo portar siempre en formato "de bolsillo". Pero sobre todo la proximidad a aquello que vale más que mil memorias y textos: sus obras.
A finales del siglo XIX, París se convirtió en el centro de atracción para la sociedad bohemia. Muchos de los artistas del exterior se establecen en la capital francesa en la primera década del siglo XX, entre ellos Picasso, Férat, Brancusi, Bela Czobel, Juan Gris, Modigliani, Severini, Makowski, Chagall y Kisling. Todos se aglutinan en los barrios de Montmartre y Montparnasse.


Montmartre


Hasta la Guerra en 1914 aparecen el futurismo 1905, el cubismo 1907, y la fulgurante popularidad de los Ballets Rusos crean un excepcional clima de experiencias y extravagancias. Un clima donde la extrema libertad se codeaba con la extrema pobreza, cuyo principal componente are alcohol, drama y arte. Pero no era un arte cualquiera. El arte de la escuela francesa se caracterizaba por la pasión de los sentimientos, mientras que cafés, juergas, burdeles y melancolía caracterizaban al auténtico espíritu bohemio.

Todos me gustan, unos más que otros, pero lo que más me apasiona son las leyendas de sus vidas. Pablo Picasso es el hombre leyenda del siglo XX.
Fui educada a idolatrar a Picasso, maravillarme con los desorbitados precios de sus obras y descomponer su creatividad por piezas como un puzzle. Me interesó su figura tan legendaria y decidí urgar  en su biografía, centrándome en el papel femenino en su vida y en su obra.
Picasso llevaba una vida de ardientes pasiones y era un sádico manipulador. El mito de Picasso como torre de genialidad es glorioso, pero su realidad es trágica. Su segunda esposa, su nieto y su amante Marie-Térése Walter se suicidaron. Su esposa se volvió loca, la brillante artista Dora Maar, que fue su amante cuando Pablo pintó el Guernica, padecía terribles crisis nerviosas. 
Picasso poseía un especial magnetismo del cual muchas mujeres cayeron víctimas. Irradiaba un rudo poder sexual y sus exploraciones sobre la sexualidad carecían de límites. Como un Don Juan soberbio nos mira desde las fotografías con una penetrante mirada negra. Esa poderosa atracción residía en la capacidad de Picasso para inventar un mundo, luego persuadía a las mujeres para que habitaran en él, sin importar la separación entre éste y la verdad. Por eso muchas fueron adictas a esa mítica existencia y pagaron su adicción con salud o incluso con su vida.


las mujeres de pablo picasso


las mujeres de pablo picasso


Picasso fue un avispado hombre de negocios tanto en su vida privada como en la profesional y un trabajador infatigable. Vendía mitos en el amor y en el arte

Picasso quiso ser protagonista del mundo que habitaba y atrapaba ágilmente las tendencias más extravagantes y glamurosas del momento. Era un Hitler del arte y un dictador de sexo. Con todo, Picasso es un retrato de su siglo que nos permite determinar y analizar las modas del siglo XX
Su egoísmo y egocentrismo llegaba a convertirlo en un hombre de contradicción. Quería la vida de un auténtico artista, bohemio e incomprendido, pero fue el artista viviente más cotizado del mundo y se gastaba millones en una vida bohemia de lujo. Decía que buscaba el amor, pero su vida es una irrefrenada persecución de la seducción.  El hombre más individualista, orgulloso y capitalista se convirtió en un ávido miembro del Partido Comunista, al cual se unió con gran pompa y publicidad, sólo porque lo revolucionario estaba de moda.
Los nombres de Olga, Marie-Terese y Dora Maar resuenan casi igual que el de propio Picasso, pero hubo otra mujer en su vida, no tan popular, pero no menos importante: Fernande Olivier.


Fernande Olivier Picasso
Fernande Olivier de Kees Van Dongen


picasso fernande


Picasso Fernande


Fernande Olivier

Picasso retrato de Fernande Olivier


Fue su primera mujer oficial, y con la llegada de Fernande (1881-1966) a su vida, Picasso dejó de saciar la sed propia de la adolescencia en los prostíbulos. 
La conoció una tarde de tormenta, el 4 de agosto de 1904. Pablo volvía a su estudio con una gatito acurrucado entre los pliegues de su abrigo, que recogió de la tempestad. Al entrar en el edificio se encontró con una bella mujer que irrumpió calada salvándose de la tormenta. Pablo se paró frente a ella obstruyéndole el paso y le entregó al gatito como una ofrenda a una diosa. Picasso era bajito, pero de constitución muy fuerte, así que su presencia física era tremendamente impactante. El inquietante atmósfera de la tormenta, el escultural cuerpo de la mujer que se entreveía a través de su ropa mojada, la osadía de un hombre desconocido en un desolado portal, inquietud, miedo y curiosidad, todo se mezcló en un remolino cargado de sensualidad, ensordecido por el ruido de la lluvia. Así comenzó el primer romance importante en la vida de Picasso.
Si yo viviera en esa época y estaría en ese portal, creo que también me dejaría engatusar por Picasso, no sólo por su prestigioso status de artista más caro, que por aquel entonces apenas se estaba acuñando, sino por su fuerza interior y capacidad de imposición frente a las mujeres, que a menudo seduce mucho más que un atractivo físico. Muchos califican a Picasso de machista y defienden la igualdad, pero para mí es una alegoría, una utopía. El hombre tiene que ser más fuerte e imponente que la mujer, así está determinado por la naturaleza y aquellas que afirman lo contrario, nunca saborearon el poder sano de un hombre. Siempre pensé que la desigualdad en una relación no nace si no es con la bendición de la propia mujer. En la vida de Picasso también hubo damas que le plantaron cara y no se dejaron manipular, por eso el artista les excluyó de su vida, prefiriendo salguardar el mito donjuanesco. 
Fernande Bellevallée, así se llamaba de verdad, era hija de un matrimonio judío que fabricaba sombreros. Se casó a los 19 años, pero al poco tiempo huyó de su marido, sin llegar a divorciarse legalmente y se instaló en París. Trabajaba como modelo para muchos artistas del momento, era guapa, inteligente, creativa, pero terriblemente perezosa y se pasaba el tiempo inventando su vida. "Aún así todo en ella era atractivamente natural", decía Gertrude Stein sobre Fernande. Además, era una figura conocida en la sociedad bohemia y a Picasso le resultaba estimulante tener como amante a una mujer tan exuberante y mundana. Respecto a ella, cayó prendada del joven artista muy rápido y se mudó a su mediocre estudio en la Bateau-Lavoir. "No había nada atractivo en él a primera vista, - escribió Fernande años más tarde de su encuentro con Picasso, -  aunque su expresión, extrañamente insistente, obligaba a que se le prese atención." Picasso, al principio, sentía miedo de convivir con ella, pero una vez superado éste, la convirtió en su prisionera. Intensamente posesivo, al estilo andaluz, le dijo una vez: "me gustaría que te vistieras de negro y que te cubrieras de pies a cabeza para que los hombres no pudieran poseerte con la mirada". 


periodo rosa y azul de picasso


Los celos de Pablo eran ilimitados. Le prohibía salir sola a la calle, ni siquiera para ir de compras, ya que en sus delirantes fantasías veía como los hombres en la calle de Montmartre le hacían proposiciones sucias y ella sucumbía a sus insinuaciones. Incluso en ocasiones escondía sus zapatos y la dejaba encerrada para que no pudiera salir en su ausencia. 

Fernande significó una puerta de virilidad para Picasso y su desenfrenada sexualidad conformaba el fundamento de la relación. 
Picasso era más bajito que ella y frente a la elegancia y "charm" de su amante, resaltaba su grasiento mechón sobre la frente, otorgándole un fuerte aire de adolescencia. Por donde iban, Fernande cautivaba todas las miradas de los hombres envidiosos, que entre dientes admitían: es muy guapa. "Pero es vieja" contestaba con desdén el supersticioso Picasso con el fin de desvalorizar su joya y protegerla así de los asechantes cazatesoros. 
Picasso estaba muy bien dotado y antes de Fernande explotaba los burdeles para honrar su potencia sexual y fomentar el mito sobre la virilidad del pequeño artista español. Con Fernande pudo hacer realidad su mito y disfrutar de la envidia de los refinados Dorian Grey franceses hacia él, un hombre de metro y medio y carente de todo encanto. La sensación que le brindó el gozar de un mujer guapa y provocar indignación en los demás se volvió adicta y marcó toda su vida. Pero los tremendos celos que sufrieron todas sus mujeres dan testimonio de una gran inseguridad de Picasso. El artista quería a las representantes del género hermoso, pero a la vez las temía. Las adoraba y a la vez las detestaba, pero nunca dejó de ver las como seres tremendamente peligrosos. Su mente era agitada por los demonios de la sospecha y la reivindicación de su virilidad frente a la carencia de belleza física, los mismos que protagonizan muchas obras de Picasso, aunque reinterpretados y ocultos bajo distintas máscaras. 


picasso periodo azul obras


picasso periodo azul obra


Picasso periodo azul obras


picasso periodo azul imagenes


picasso periodo azul


Con Fernande, la pintura de Picasso sufrió un giro brutal. El periodo rosa sustituyó al periodo azul de "tristeza estéril" y los arlequines reemplazaron a los desechos humanos de sus anteriores obras. Fernande aparece en muchas de sus creaciones. En ese periodo Picasso veía la vida a través del prisma del circo. El cómico deambulante por la vida, así se veía Picasso que era objeto de mofa para la refinada sociedad parisina, tanto por su terrible acento como por su procedencia. La pintura de Picasso en su época rosa era lírica, elocuente y delicada, como la propia Fernande. "Mujer durmiendo" es un reflejo del principio de la relación, cuando Picasso estaba atormentado por el temor y la duda frente a la vida conyugal. Se ve a una lánguida Fernande sumida en un profundo sueño, mientras Picasso, sentado a un lado, parece hallarse en las sombras, grises y sucias, que invadían al artista al principio de la relación.  "El Harem" es un interesante retrato de Fernande, donde ella sigue siendo la otra, una mujer a la que se contempla que a la que se posee. Incluso "Las señoritas de Aviñon" fueron creadas durante su romance con Fernande. Picasso bromeaba sobre que una de las prostitutas del lienzo era Fernande y después de cinco años de idolatración, el artista comenzó a despreciarla. Este mítico cuadro, al que se ha dado cientos de explicaciones, para mí tiene una sola, perversa, pero clara como el agua. 

En mi libro Moda Sexo Arte propuse una nueva descodificación de esa obra.


pablo picasso fernande olivier

periodo rosa de picasso fernande
El Harem 1906

Las señoritas de Aviñon Picasso


el periodo azul y rosa de Picasso obras



el periodo rosa de Picasso obras


el periodo rosa de picasso fernande


periodo rosa de picasso obras


la familia de saltimbanquis
Familia de Saltimbanquis 1905

Fernande se adaptó a su existencia y como decía más tarde "encontraba algo muy feliz en una estado de felicidad inestable con Picasso". Decía que aunque sus ataques de celos la asustaban, la recompensaba la ternura y el cariño que le brindaba Picasso en sus momentos de tranquilidad.  
Su romance tuvo un final similar al de su comienzo, en una tempestuosidad. Después de casi siete años juntos, comenzaron a alejarse. Los exitos de Picasso distrajeron la atención de Fernande, estaba absorto creando el cubismo junto a Braque y sus relaciones fueron desplazadas a un segundo término. La bella amazona no estaba dispuesta a quedarse con el papel secundario y con tal de despertar el interés de Picasso comenzó a realizar escapadas con amantes. Pero todos esos amoríos casuales sólo provocaban en Picasso algunos ataques de cólera. 
Fernande era tan sólo cuatro meses mayor que Picasso, pero de repente pareció serlo mucho más. Era temperamental, furiosa e infiel. En un ataque de furia zarandeó a Picasso tanto que le arrancó un botón. Era gastadora e indiferente, creía que el mundo le debía la vida, cuando no había dinero ni para comprar pan, Fernande se encargaba comida preparada y una vez se gastó ochenta francos en un perfume que ni olía, en un periodo en el que ese dinero era una gran fortuna para la pareja, y se permitía lujos innecesarios cuando los dos estaban casi hambrientos. Era extravagante, seducía y se dejaba seducir
En 1911 Fernande empezó un romance con otro hombre, un futurista italiano, y pidió a su amiga Marcelle Gouel que vigilara a Picasso, pero Marcelle traicionó a Fernande y emprendió su propia aventura con Picasso. Dulce y cariñosa era una antítesis de Fernande y cuidó bien del pintor. 
Era emocionalmente complicado para Picasso dejar a Fernande, así que esperó a que ella diera el primer paso. En cuanto se fugó con el italiano, Picasso se fue con Marcelle a Céret  donde residían unos amigos suyos. Picasso empezó a llamarla Eva para demostrarle a la joven muchacha lo importante que era para él. Eva era el nombre que le dieron sus padres al nacer, pero siguiendo las últimas modas se lo cambiaron por Marcelle, un nombre que para los gustos de París sonaba más refinado.
Cuando la agotada de aventuras Fernande volvió a casa, se encontró con que Pablo se marchó y decidida de recuperarlo, se fue trás él a Céret. La noticia de la inminente llegada de Fernande provocó en Pablo alternativos ataques de furia y ansiedad. "Estoy realmente triste por todo esto, - escribió Pablo a su marchante y confesor,- primeramente porque no quisiera que mi gran amor por Marcelle sufriera de ninguna manera los problemas que me pudiera causar y que ella se entristeciera también, y después porque tengo que tener paz para mi trabajo y la he encontrado or un tiempo." Después de poner en juego todas las armas de su dramático arsenal, desde las amenazas y recriminaciones y la seducción y súplicas, Fernande se rindió y admitió que su relación había acabado hace mucho tiempo atrás. Tan sólo se mantenía por los frágiles lazos de costumbre y el terror de Picasso a las separaciones y el vacío que dejaban atrás. Pero ahora no tenía nada que temer, Eva llenaba ese vacío y Picasso se refugió en su nuevo amor para enfrentarse a la mujer con la que compartió siete años de vida.
Más tarde el artista le confesaría a su gran amiga Gertrude Stein que siempre se vio atado por la belleza de Fernande pero que "no soportaba ninguno de sus otros aspectos".
El posterior desenlace de su vida es muy triste para mí, tuvo que trabajar en oficios poco dignos para subsistir, desde cajera en una carnicería a modelo de fotografía erótica. No se sabe con exactitud, pero hay expertos que afirman que esta sesión erótica está protagonizada por Fernande Olivier
Estas provocativas tarjetas tuvieron un gran éxito a mitad de la segunda década del siglo XX llegando incluso al otro lado del Atlántico. Se dejaban en cafés, restaurantes y burdeles, lugares frecuentados por los ricos clientes de las prostitutas, en el reverso llevaban la firma de una tal Fernande y la dirección de su hotel, aunque también pudiesen ser firmados con ese nombre como una marca comercial de un prostíbulo. 

Fernande Olivier Picasso


picasso amantes fernande


picasso mujeres fernande olivier


las mujeres de picasso fernande olivier


las amantes de picasso fernande


las mujeres de picasso fotos


quienes fueron las mujeres de picasso


cuales fueron las mujeres de picasso


las mujeres de pablo picasso


las mujeres de pablo picasso fotos


fernande olivier pablo picasso


quienes fueron las mujeres de picasso


picasso mujeres desnudas


Aun así la protagonista es siempre la misma, y es muy probable que Fernande, acostumbrada en sus últimos años con Picasso a la buena vida no estaba dispuesta a desprenderse de sus costumbres y ejerciera como prostituta de lujo. Cada uno puede comparar estas imágenes con las fotografías de Fernande y sacar su propia conclusión sobre el parecido de esta mujer con las sensuales y generosas formas con la modelo de las tarjetas. Sea o no, esta dama es la primera estrella de la fotografía erótica. De todas formas, la única información sobre su posterior vida nos ha llegado a través de las memorias que publicó veinte años más tarde. Es muy probable que la autora excluiría de su biografía sus años de prostitución, sustituyéndolas por oficios más nobles como vendedora en una tienda de antiguedades. Pero ciertamente la debilidad que sentía por los hombres, su conducta sexualmente ligera y la fama de ser ex-amante de Picasso eran todo ventajas para el oficio más antiguo del mundo. 
 Las memorias de Fernande se titulaban "Picasso y sus amigas" y a pesar de todo el empeño que pusieron Picasso y sus abogados, se publicaron varias entregas del libro. Finalmente el artista, entonces ya más conocido pintor del mundo, consiguió llegar a un acuerdo con Fernande y le pagó una pensión a cambio de que no volviera a publicar nada alusivo a su vida en común. 
El dinero no le duró mucho y en 1966, Fernande, sorda y atormentada por artritis, fallecía sola y olvidada. Un final muy trágico para la única mujer que amó a Picasso cuando todavía era nadie, un seboso adolescente que gruñaba en francés y era objeto de burla para el exquisito círculo artístico de París.

el periodo rosa de pablo picasso

Soñé que ya te quise
Soñé que te mate 
Pero resurges con otra apariencia
como la chica del globo terrestre
con sencillez ingenua y paciencia
del joven Picasso pincel
ardiente e infiel.
Y pidió a la gravedad:
ámame y no me empujes sino,
no tendré piedad.
Soy aquella cansada acróbata llena de músculos inutiles
se que los consejos son mentira
y los valores son sutiles
que tarde o temprano caerás,
y las promesas me marean.
Me da miedo decir: te amaré
como delatarme de que te mataré.
En la profundidad del rostro transparente
muchas caras aparentan aquellas que ya maté
y otras tantas torturé.
De la balanza estás pálida
"ya fui muchas antes y lo se todo
se que ya me amaste
y ya se que me mataste
aun así no moveré la tierra al revés
ámame de nuevo y mátame como la otra vez.
"ingenua niñita frena ya
estoy cansada de matar, hallar placer en eso ya no puedo,
pero la tierra giras tú,
cayendo gritas ámame y en el fondo de tus ojos gris añades:
No me mates esta vez!

........by Alisa Gromova

25 comentarios:

  1. Very special post baby! Love it :)

    xx Gal.
    http://fashionbygalb.blogspot.co.il

    ResponderEliminar
  2. No conocía esta parte de su vida´, sin duda fue un hombre poderoso y ejercio ese poder con sus mujeres a lo largo de toda su vida! Un beso guapa.
    http://www.solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. Pablo Picasso... great post with some intriguing pictures...

    ResponderEliminar
  4. Amazing artist his work its outstanding well done with this post great information about Picasso and how he saw things.
    http://tifi11.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. great pics!!!!
    http://befashion31.blogspot.it/

    ResponderEliminar
  6. Замечательные работы! Как поразитильно меняются стандарты красоты женского тела.

    ResponderEliminar
  7. Fue fascinante leer esto!! a Picasso siempre lo he admirado pero no sabia esto acerca de el :D super!

    ResponderEliminar
  8. Such amazing art pieces. Hope you're having a wonderful weekend hun!

    ResponderEliminar
  9. impresionante, como viajé en el tiempo y reviví esta maravillosa historia, excelente, qué más se puede decir!! besos!

    ResponderEliminar
  10. Muy original tu blog, nos encanta la mezcla de contenidos

    Felliz Navidad!!!

    http://amigasyresidentesenstylestation.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  11. Un gran post como siempre!
    Besitos!

    www.acooltime.blogspot.com

    ResponderEliminar
  12. Qué interesante!! Algunas cosas no las sabía. Sin duda fué un personaje intenso. Me gusta su pintura y ahora he podido conocer algo mas de él gracias a tu estupendo artículo.
    Gracias por tu cariñoso comentario en mi blog. Tener seguidoras como tú animan a seguir adelante!
    Felices Fiestas Alissa! Te deseo lo mejor en el Año que comienza! Éxitos, alegrías y mucha felicidad!

    Lady Trends
    http://myladytrends.blogspot.com.es/ NEW POST!!

    https://www.facebook.com/myladytrends
    https://www.bloglovin.com/blog/4778765

    ResponderEliminar
  13. Me encanta el arte de este genio, el cuadro de las señoritas de avignon me encanta, en el cole siempre elegia ese cuadro para hacer trabajos o exposiciones y el de los 3 musicos igual, lo hice una vez con varios compañeros en tamaño grande, a mi me tocó la barba del ultimo jejeje, pero me gustan mucho esos dos cuadros. Un besiko y feliz navidad!!!

    ResponderEliminar
  14. adoro los cuadros de este hombre, son simplemente ALUCINANTES!!!
    http://closetwithtequila.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  15. Que post mas estupendos!!besos

    ResponderEliminar
  16. Un pedazo de artista. Sin duda un gran post del que, como siempre, podemos aprender cosas nuevas :)

    Me encanta su arte y tanto o más la dedicación que le pones a los contenidos de tu blog. Enhorabuena de corazón Alisa :)

    Besazo

    conestiloalcubo Blog

    ResponderEliminar
  17. Me encantan tus publicaciones siempre!!
    genial..

    http://sonymingoss.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  18. nice post!
    maybe we can follow each other? let me know! C:

    ResponderEliminar
  19. Adored it doll. Loved reading all of these things. I hope you are great. I took a little break for Christmas. I hope you had a great time. I wish you a great new year with lots of love, happiness and adventures xx

    ResponderEliminar
  20. Vaya...me dejas con la boca abierta! Sí tenía consciencia de su amor hacia las mujeres, no hay más que echar un ojo a todas sus obras. El caso de Fernande es de lo más curioso y a la vez triste. Me encanta la forma en la que lo has escrito pues nos dejas boquiabiertos hasta saber qué ocurre verdaderamente con esta mujer que lo buscó insaciablemente hasta buscarle incluso las cosquillas!!
    Otra de los aspectos que me ha llamado la atención ha sido como describes la fuerza del hombre sobre la mujer, has sido totalmente sincera. Yo pienso que aunque digamos que somos todos iguales, que nosotras con todo podemos...es importante esa figura en nuestras vidas, nos hace sentir con más fuerza.

    Bueno pues Alissa de nuevo me has dejado sorprendida. Me encanta leerte así que he decidido adquirir tu libro "Moda, sexo y arte" y leerlo con detenimiento, pues soy una apasinada de la historia del arte y todos estos entresijos me absorben.

    Sin más dilación desearte una entrada fantástica al 2014. Deseo que todos tus sueños se hagan realidad o al menos tus proyectos sigan viendo la luz. Un besazo enorme!!!

    http://desedayrosa.blogspot.com.es/2013/12/maquillaje-para-nochevieja.html

    ResponderEliminar
  21. He was an amazing painter! Enjoyed this.
    http://www.averysweetblog.com/

    ResponderEliminar
  22. Muy interesante, Alissa, cómo nos has adentrado en la vida de Picasso, me ha gustado mucho leer esta entrada. He descubierto mucho que no sabía.
    Todo lo que escribes aquí en el blog es muy interesante, así que imagino que tu libro no será menos.
    Muchos besos y te deseo un feliz 2014.
    http://desedayrosa.blogspot.com.es/2013/12/perfect-necklace.html

    ResponderEliminar
  23. Me ENCANTO NO CONOCIA ESTA PARTE DE PICASSO me encanta este blog es muy interesante http://nabilina.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  24. Anónimo8/19/2015

    Deberías documentarte mucho más y pulir tu ortografía antes de escribir este tipo de artículos, plagados de suposiciones no documentadas.

    ResponderEliminar