Alisa gromova

EN ESTE POST ME PROPUSE A RESPONDER A UNA DE LAS PREGUNTAS MÁS IMPORTANTES Y FUNDAMENTALES DE LA ACTUALIDAD: ¿QUÉ ES MODA?
La indumentaria es la característica de las maneras, y las maneras son el espejo de las ideas de la época. La influencia de la moda en el arte es enorme. El hecho de que hoy exista el arte se debe únicamente a que se puso de moda durante la época del Renacimiento. La moda es un estilo de vida que abarca aspectos a veces inapreciables para los partidarios del progreso. Consiste en un profundo sentimiento de aquel modo o costumbre que está en plena vigencia, que predomina en el momento y que se materializa a veces casi inconscientemente. La moda se fundamenta en la renovación, que a su vez, es la base del desarrollo sin el cual no habría evolución en la humanidad. El estudio de nuestra historia no se puede desarrollar sin el estudio de la moda, ya que solo a través de ésta, puede ser percibido el espíritu de cada época.


Para los ignorantes, la moda se asocia con la riqueza, el aburrimiento y revistas femeninas. Sin embargo, este fenómeno social subyuga el pensamiento, tanto de sus seguidores, como de los que no lo son. Un líder de masas no puede estar anticuado. Los personajes públicos siguen meticulosamente los caprichos de la modernidad, adecuándolas a la etiqueta que exige su posición. Un aspecto moderno y elegante contribuye a su imagen de individuos carismáticos y atrevidos. Semejantes detalles pasan desapercibidos ante el ojo de aquellos que no se muestran partidarios de la moda, sin embargo, se vuelven cruciales en sus consciencias y en la impresión que produce el “look” del personaje público determinado. Indirectamente el personaje que está a la moda evoca interés hacia su personalidad y a priori se le otorga características como progresista, osado y emprendedor. Muchos convierten su vestimenta en un auténtico arte con el fin de chocar al espectador y hacerse publicidad. Solo basta pensar en artistas como Madonna o Lady Gaga, que en cada aparición se transforman como camaleones. Pero ni son nuevas ni revolucionarias. A lo largo de toda la historia, importantes personas de siglos pasados se sirvieron de la modernidad de sus ideas para librar batallas mayores que las que se libran en el campo de batalla, guerras ideológicas cuya artillería pesada era la moda. 

El sexo representa la otra cara de la moda. La posibilidad y predisposición de practicarlo nos dictan que ponernos cada día. El cuerpo representa el encuentro entre el arte y la moda, es el punto de partida para expresar y transmitir fantasías, deseos, conflictos y tensiones que confluyen en la naturaleza humana. El acto de vestirnos es a diario. Al despertar, escogemos la ropa para salir a tomar un café, para ir a trabajar o para ir a un evento. Para expresarnos de esta manera no hay que ser artista ni estudiar en una academia de artes. Es la expresión artística propia y personal de cada uno. La moda es el arte que más cerca está de los hombres y las mujeres. Nos vestimos acorde con nuestra línea de pensamiento o según nuestros estados de ánimo. Precisamente, la percepción que se tiene del sexo establece la mayoría de los códigos morales que rigen en determinadas sociedades. 

Por ejemplo, hay gente que viste siguiendo la prerrogativa hippie. Sus ropajes son sueltos, cómodos y coloridos porque perciben el mundo con una mentalidad liberal, alegre y apacible. A lo largo de este libro veremos numerosos ejemplos de una historia contada por la moda, que desvela la mentalidad, los marcos culturales y el espíritu de cada época. 

Toda la historia de la moda es la historia paralela a la búsqueda del sexo como objetivo final o como una herramienta para objetivos mayores. Es la historia de cómo las mujeres oprimidas por distintas ideologías y en distintas formas usaron el sexo y la moda para abrirse campo en un mundo gobernado por los hombres, y como importantes líderes de estado subyugaron ideológicamente a sus rivales imponiendo su visión del mundo y su gusto a los demás. Se podría concluir, aquel que marca el estilo es el que tiene poder.  

          El sexo es la base de aquello sin lo que no merece la pena haber vivido: el amor. El genio ruso Fiódor Dostoyevsky decía: la idea de la naturaleza humana que surge es imprevisible, perversa y autodestructiva; sólo el amor puede salvar a la humanidad de sí misma, pero ese amor no puede ser entendido desde la sensibilidad filosófica. Los hombres del pasado persiguieron el amor cuya ecuación conforman la moda, el sexo y el arte.

El arte imita la vida, y la gente adopta las formas que dicta el arte.


Alisa gromova

Estos preciosos pendientes son creación exclusiva de Monarca, aquí podéis encontrar más información sobre esta flamante marca de bisutería. 
Monarca en instagram: https://instagram.com/_monarca/

que es la moda
que es la moda
pendientes monarca
Alisa Gromova
Alisa Gromova
alisagromova.com