alisa gromova

Llevo muchísimo tiempo sin vestir elegante, sin ponerme un vestido de fiesta. De hecho, nunca vestí elegante, al menos de que sea vitalmente necesario. No es algo que vaya conmigo. Me gusta lo más sencillo y con ese aire grunge o boho. Mi estilo de vestir rebuscado anteriormente se convirtió en vaquero y jersey en los últimos meses. Curioso, que siendo ¨fashioblogger¨ mi obsesión por la moda cesó. Recuerdo los tiempos en los que no dejaba pasar ni una pasarela ni una Vogue. Tengo la colección de Vogue de cada mes desde el 2008. Y ahora, ya no me importa, espero que eso no significa madurar y que no me despierte nunca con la persistente idea de doblar y planchar las bolsas del supermercado.

O, tal vez, la moda me ha decepcionado, ya que siento que cada vez somos menos libres de elegir nuestro estilo, sino es impuesto con una fuerza aplastante por los medios de comunicación y las redes sociales. Lo último que vi fue chandal con tacones, anunciado por una página fashion con miles de seguidores. Ojalá nunca vean mis ojos semejante vulgaridad por la calle. Creo que por eso me frustré con la moda. Dejó de ser fuente de creatividad interminable para subyugarse a los deseos de unos pocos. Me frustré con la ropa de Inditex. Todo mi vestuario siempre provenía de sus tiendas y sigo comprando en Zara, Stradivarius, etc... pero Bershka me tiene furiosa con esas tallas de umpa-lumpa. Yo soy muy delgada y resulta que una S me está pequeña. Siempre usé talla 36, que ahora se ha convertido en 38 y, ¿who´s the fuck le entra la talla 32?

En fin, todas estas cosas me molestan. Aunque puede que sea tan solo una época más.

FOLLOW

alisa gromova
look casual primavera verano 2016
look casual primavera verano 2016
look casual primavera verano 2016
look casual primavera verano 2016


Mochila—Pull&Bear
Zapatos y broche—Stradivarius
Pantalones—H&M
Jersey—Zara